FRAGANCIAS DE CORAL (X) : EL CUERPO DEL DESEO o EL DESNUDO FEMENINO.

¡Salud, amigos!

Hoy, nuestras tarjetas postales nos servirán como medio para demostrar nuestra mayor admiración, con todo nuestro cariño y el mayor respeto de este viejo marino al ser más bello de la creación.

 

FRAGANCIAS DE CORAL (X) : EL CUERPO DEL DESEO o EL DESNUDO FEMENINO.

 

“Siento respeto y amor hacia el cuerpo, como siento amor y respeto hacia la forma, la belleza, la libertad, la alegría y el placer, como me represento el mundo de los intereses vitales contra la huída sentimental fuera del mundo, y el clasicismo contra el romanticismo“. Lodovico Settembrini (La montaña Mágica, de Thomas Mann).

 

Una mujer desnuda y en lo oscuro. 

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

 

MARIO BENEDETTI, escritor y poeta uruguayo (1920-2009).

El placer de la sultana.

El placer de la sultana.

 

Poema I.

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

PABLO NERUDA, Poeta chileno (1904-1973).

Maja, lo que se dice maja, sí que está.

Maja, lo que se dice maja, sí que está.

 

Casida de la mujer tendida.

 Verte desnuda es recordar la Tierra.
La Tierra lisa, limpia de caballos.
La Tierra sin un junco, forma pura
cerrada al porvenir: confín de plata.

Verte desnuda es comprender el ansia
de la lluvia que busca débil talle
o la fiebre del mar de inmenso rostro
sin encontrar la luz de su mejilla.

La sangre sonará por las alcobas
y vendrá con espada fulgurante,
pero tú no sabrás dónde se ocultan
el corazón de sapo o la violeta.

Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno,
bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.

 

FEDERICO GARCÍA LORCA, Poeta español (1898-1936).

Fumando espero al hombre a quien yo quiero…

Fumando espero al hombre a quien yo quiero…

 

Cuerpo de mujer; Ríos de Oro.

Cuerpo de la mujer, río de oro
donde, hundidos los brazos, recibimos
un relámpago azul, unos racimos
de luz rasgada en un frondor de oro.

Cuerpo de la mujer o mar de oro
donde, amando las manos, no sabemos,
si los senos son olas, si son remos
los brazos, si son alas solas de oro…

Cuerpo de la mujer, fuente de llanto
donde, después de tanta luz, de tanto
tacto sutil, de Tántalo es la pena.

Suena la soledad de Dios. Sentimos
la soledad de dos. Y una cadena
que no suena, ancla en Dios almas y limos.

 

BLAS DE OTERO, Poeta español (1916-1979).

La esclava o la Bella y el Bestia.

La esclava o la Bella y el Bestia.

 

La Tierra y la Mujer.

Mientras tiene luz el mundo
y despierto está mi niño,
por encima de su cara,
todo es un hacerse guiños.

Guiños le hace la alameda
con sus dedos amarillos,
y tras de ella vienen nubes
en piruetas de cabritos…

La cigarra, al mediodía,
con el frote le hace guiño,
y la maña de la brisa
guiña con su pañalito.

Al venir la noche hace
guiño socarrón el grillo,
y en saliendo las estrellas,
me le harán sus santos guiños…

Yo le digo a la otra Madre,
a la llena de caminos:
“¡Haz que duerma tu pequeño
para que se duerma el mío!”.

Y la muy consentidora,
la rayada de caminos,
me contesta: «¡Duerme al tuyo
para que se duerma el mío!».

 

GABRIELA MISTRAL, Poetisa chilena 81889-1957).

Las cartas del verano o la Modelo en su descanso.

Las cartas del verano o la Modelo en su descanso.

 

“Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres”. Coco Chanel, diseñadora francesa (1883-1971).

MEDITACIONES DE HIPOCAMPO (IV): EL PROGRESO.

¡Salud, amigos!

Nuestras postales, hoy, nos ayudarán a reflexionar sobre una cuestión ineludible a los seres humanos.

MEDITACIONES DE HIPOCAMPO (IV): EL PROGRESO.

“El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor”. José Ortega y Gasset. Filósofo y ensayista español (1883-1955).

La conquista del Aire (I).

La conquista del Aire (I).

Hoy día se habla de Progreso y de Progresistas, utilizándose este último término, en su conocida abreviación de “progres”, para definir de forma despectiva y con cierto desdén a los políticos de izquierdas y sólo porque éstos acertaron con la ocurrencia del uso de este vocablo en su discurso político. Pero, a este viejo marino, esto nos parece un error de gran simpleza, sólo justificado por las rivalidades políticas irreconciliables y los tremendos rencores y animadversiones  personales que suscita el tema político.  Porque, es incuestionable, progresistas somos todos. Otra cosa es, claro está, la forma de entender ese progreso. El afán de progresar es una cualidad inherente a la especie humana (y a los duendes) y que no ha dejado de producirse jamás. Así, los humanos, en uso de su racionalidad, ha ido evolucionando desde la edad de piedra a la época cibernética y aeroespacial de hoy día. A nosotros nos parece un salto de vértigo, que no se detiene y continua pero que, pese a lo que nos pueda parecer, no ha sido lineal ni perfecto, sino más bien a trompicones, con paradas de burro y arranques de caballo, y siempre de forma empírica. Es decir, en la mayoría de las ocasiones, corrigiendo errores (de ahí la famosa frase de “los pueblos que ignoran su historia están condenados a repetirla”, o la de Ortega y Gasset con la que hemos comenzado hoy).

El Fonógrafo.

El Fonógrafo.

Muchos suelen decir que la ambición personal mueve al mundo. Pero también es verdad que la ambición desmedida de algunas personas, que suele caer con mucha frecuencia en la codicia, está vacía de toda ética y es un gran obstáculo para un progreso bien entendido y racional. Y, por desgracia, tenemos muchos ejemplos en nuestras sociedades desarrolladas que habría que corregir en algún momento, pues su persistencia es un manifiesto error irracional que obstruye el buen progreso. Pongamos algunos ejemplos que ahora se me ocurren y vosotros me diréis si a eso se le podrá llamar progreso.

El Ferrocarril.

El Ferrocarril.

Empecemos por los alimentos. Hay un afán mercantilista irracional en nuestras sociedades capitalistas que nos lleva a perder algunas esencias de la buena vida en beneficio de unos pocos que buscan una riqueza rápida y avariciosa. Las frutas, los tomates, los yogures, por citas algunos ejemplos, ya no saben como siempre. La fruta del tiempo ya no es “del tiempo”, se conserva en cámaras frigoríficas y se nos ofrece en los mercados casi todo el año con una merma considerable de gusto y calidad. Eso sí, hay productos “ecológicos” que sí respetan los tiempos naturales y que son cultivados con esmerado cuidado y cariño, como antaño, con lo que tienen garantizado su sabor particular y exquisito gusto, pero… ¡hay que pagar más! Existe ese yogur en embase de cristal que tiene “el sabor de siempre”, pero… ¡Es más caro! ¡Pero, bueno! ¡Será posible! Por qué y qué justifica que en algún momento del pasado se perdiera esa ética productiva, ese sabor de siempre para ahora tener que recuperarlo más caro: sólo la avaricia y el negocio depredador de Los Mercados, pienso (siendo “Los Mercados” una entidad ambigua y, ¡vaya por Dios!, nunca personas con nombre y apellido). ¿No es esto avaricia pura y lisa que todos, la sociedad en su conjunto, terminamos de forma resignada por aceptar como normal? Luego están las políticas mercantilistas de mantenimientos de precios de mercado que supone en ocasiones practicas vergonzosas de ¡destrucción de cosechas enteras! ¡Ingente trabajos agrícolas y alimentos desperdiciados en aras del rendimiento mercantil! Sin ningún rubor ni vergüenza, ni Estado u organismo que lo impida, en base a una ¡Libertad comercial!  ¿Es esto progreso?

La Fotografía.

La Fotografía.

Pasemos ahora a las tecnologías. Hoy día vivimos una época de extraordinarias posibilidades de comunicación, no siendo las menos importantes el teléfono y la red de Internet. Éstos son considerados como progresos magníficos para el hombre. Gracias a ellos el mundo es hoy mucho más pequeño y todos estamos más cerca y unidos, con lo que nuestras posibilidades de ayudarnos y colaborar son inconmensurablemente mayores y, en consecuencia, mejoramos de forma incuestionable nuestra calidad de vida: pedimos ayuda tan pronto la necesitamos desde casi cualquier lugar, nos informamos mejor, nos relacionamos mejor, estudiamos mejor, se nos diagnostica mejor y un largo etcétera de mejores.  Pero, mira tú por dónde, hay empresas que hacen negoció de forma obscena con nuestros datos personales sin pedir ningún permiso ni sin que nadie les ponga coto. Así, se nos cuelan impertinentes, y en ocasiones maleducados, comerciales en nuestros hogares, por nuestro teléfono particular, a casi cualquier hora del día o del anochecer (pues la llamadas vienen de empresas subcontratadas lejanas, allende los mares, y, parece, que el horario no tiene mucha importancia para ellos, vamos), y con tremenda desconsideración, desfachatez e impunidad invaden nuestra intimidad. En su afán vendedor nos ofrecen todo tipo de “insuperables contratos”, para volver a llamarnos en nombre de otra empresa competidora unos días más tarde con una nueva insuperable oferta. Estamos en la ducha y suena el teléfono, estamos durmiendo la siesta y suena el teléfono, estamos viendo nuestro programa preferido y suela el teléfono. No sé qué listo ganara dinero explotando a estos chicos y chicas encadenados a píe del teléfono pero, en mi particular opinión, me parece que es indecente e intolerable este agobiante proselitismo comercial. Y algo parecido ocurre en la Red donde virus, Spam y todo tipo de indeseables intrusos proliferan que dan gusto, y que han tenido como consecuencia la creación de grandes y millonarias empresas de programas Antivirus que no tendría ninguna razón de ser sin aquellos graciosos intrusos. ¿Es todo esto progreso?

La Televisión.

La Televisión.

Por último, el tema urbanístico. Aquí en España recientemente ha estallado una Burbuja Inmobiliaria. Bueno, a algún político espabilado, engominado y tremendamente ambicioso se le ocurrió que iban a hacer del sureste de España “la Florida de Europa”, anhelando y profetizando un enriquecimiento y un bienestar rápido y seguro, parecido al de ese sureño estado norteamericano. De inmediato proliferaron los agentes urbanizadores, las expropiaciones urbanísticas (en algunos casos denunciadas ante los tribunales europeos por maniobras ilegales),  las empresas constructoras, las contratas y subcontratas y un sembrado de grúas de obra por todo el litoral español, más abundantes que un plantel de champiñones. Se crearon o solicitaron licencias para campos de golf, con su urbanización residencial anexa, hasta en los páramos más secos y en los pueblos más minúsculos. En suma, se extendió una irracional fiebre del oro-ladrillo como nunca se había visto ni creo que se vuelva ver. No había que saber mucho de economía para intuir que, al primer síntoma de recesión, llegaría la mencionada explosión de la Burbuja Inmobiliaria. Y, nos preguntaremos, ¿no hubo ningún estado, comunidad ni organismo que mantuviera la sensatez intacta y no sucumbiera a la avaricia y el desenfreno urbanizador? Pues ya podéis ver hoy día el resultado y el nivel de nuestros regidores: algunos pocos privilegiados que se enriquecieron de forma rápida y luego… cientos de trabajadores emigrantes que acudieron a la fiebre del ladrillo y que ahora vuelven a miles a sus países de origen, en algunos caso con alguna subvención estatal de ayuda para este forzado regreso, casi todos ellos desencantados de su experiencia emigradora. Miles, cientos de miles, de buenos profesionales con experiencia y conocimientos que ahora están desperdiciados sus últimos años productivos en las listas del paro y que son una carga para las arcas del Estado. Y, millonarios, calculadores pero torpes y avariciosos, que, por lo que se ve, formaron parte de ineptos consejos de administración de bancos que, con su pésima y politizada gestión, han conseguido el vergonzoso honor de provocar la caída en bancarrota de algunas entidades financieras y obligado al Estado a proceder a su rescate con el dinero público de todos los ciudadanos. ¿Es progreso todo esto?

La Astronomía.

La Astronomía.

Bueno, con lo hasta aquí dicho quería hacer ver que el progreso no es ni lineal ni perfecto, porque este asunto es obra de la individualidad de las personas y,  si las personas siguen dejándose dominar por sus instintos más básicos y primitivos y no tienen una mayor amplitud de mira, más Humanística y honesta, el progreso también será siempre imperfecto, mediocre y con altibajos. Pero, aunque he mencionado algunos asuntos puntuales, que nadie crea que habría terminado con los posibles tachones a mencionar, pues hay otros muchos aspectos que hubiéramos podido apuntar como piedras entorpecedoras y absurdas en el camino del progreso humano, me refiero a: Hiroshima y Nagasaki y las armas de destrucción masiva en general, los drones de asesinatos selectivos y sus inmorales y vergonzosas víctimas colaterales (y mucho más desde el punto de vista del Honor Militar, ¿no?), las guerras imperialistas en general, el terrorismo nacionalista, Guantánamo, la pena de muerte, la marginación de las minorías o Apartheid, la explotación del tercer mundo por el primer mundo, y tantas y tantas injusticias absurdas que siempre ensombrecen cualquier progreso, pasado y presente, y que, a los viejos marinos, nos entristecen sobremanera y, por momentos, nos hacen perder la esperanza en el género humano.

Los Descubrimientos: Américo Vespucio.

Los Descubrimientos: Américo Vespucio.

Pero el progreso bien entendido también existe y, gracias a los dioses, ha existido siempre. Existen en las personas trabajadoras y honradas que siempre nos han dejado su esfuerzo y trabajo de forma honesta y con una entrega humana que iba más allá de la simple obligación laboral (ahora recuerdo una frase que dice: “el buen profesional siempre da más de lo que cobra”, pues a eso me refiero).  Mencionaremos a algunos que se nos ocurre y que, todos ellos, nos despiertan gran admiración y merecen nuestra imperecedera gratitud: estadistas de gran talla que han quedado para el recuerdo y como ejemplos a seguir: Mahatma Gandhi (1869-1948) o Nelson Mandela (1918- ), por ejemplo. Astrónomos, investigadores y sabios, entregados en cuerpo y alma a sus descubrimientos: Nicolás Copérnico (1473-1543), Johannes Kepler (1571-1630), Charles Darwin (1809-1882), Louis Pasteur (1822-1895), Albert Einsten (1879-1955), Alexander Fleming (1881-1955), Manuel Patarroyo (1946- ), Pierre y Marie Curie (1859-1906; 1867-1934), Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) o Severo Ochoa (1905-1993). Geógrafos, exploradores o marinos, que arriesgaron sus vidas, su hacienda o su prestigio por hacer más grande y conocido nuestro mundo: Américo Vespucio (1454-1512),  Cristóbal Colón (1456-1506), Vasco de Gama (1460-1524),  Jorge Juan y Santacilia (1713-1773), James Cook (1728-1779) o Roald Amundsen (1872-1928). Pensadores y filósofos que nos cambiaron la forma de ver y entender la vida: René Descartes (1596-1650), Jean Jacques Rousseau (1712-1778), Immanuel Kant (1724-1804), Georg w. Friedrich Hegel (1770-1831), Miguel de Unamuno (1864-1936), Ortega y Gasset (1883-1955), Bertrand Russel (1872-1970), José de Sousa Saramago (1922-2010) o José Luis Sampedro (1917-2013) . Hay muchas otras destacadas y buenas personas en otros campos del saber y las humanidades que con su entregan han contribuido de manera clara y decisiva al progreso de la humanidad, pero la lista se haría demasiado extensa y con estos notorios nombres ya sabéis a qué me quiero referir.

La Ciencia Química.

La Ciencia Química.

Como reflexión final diré que, en la opinión de este humilde marino, el único progreso válido es el que procede del esfuerzo personal y a título individual, del sacrificio y entrega de cada uno de nosotros en nuestras labores y vocaciones, intentando hacer nuestro trabajo diario lo mejor posible que sepamos y de la forma más honesta que podamos, sin renunciar a nuestros ideales ni, en la medida de lo posible, a nuestros pequeños o grandes sueños. No esperemos nunca nada de los falsos tutores políticos (para los que, según palabras del magnífico escritor Eduardo Mendoza, su única ética es la eficacia hacia su partido o hacia su propia persona) ni de las instituciones protectoras (que hoy sí pero mañana quién sabe: resignación, resignación, resignación) ni de los salvapatrias de turno (a este marino… ¡ni caso, coño!). Porque, pienso, que la verdadera revolución está en cada uno de nosotros, manteniéndonos fieles a nuestros ideales y a nuestra conciencia, usando siempre la razón y la ética heredada de nuestros antepasados que, al fin y al cabo, es lo que nos hace ser lo que somos, la última y más perfecta evolución de todas las especies conocidas: Homo Sapiens .

“El progreso es la realización de las utopías”. Oscar Wilde. Escritor y poeta irlandés (1854-1900).

BAILES DE CENTOLLO (IV): EL ENAMORADO DE LA OSA MAYOR. De Sergiusz Piasecki.

¡Salud, amigos!

Hoy retomamos otro buen artículo del Scriptorium, muy del gusto de nuestro amigo Xusto Ocampos. Vamos a recordar y comentar una maravillosa e inolvidable novela, de esas que enganchan y perduran en la memoria.

BAILES DE CENTOLLO (IV): EL ENAMORADO DE LA OSA MAYOR. De Sergiusz Piasecki.

“Vivíamos como reyes, bebíamos vodka a discreción, nos amaban hermosas mujeres, nos gastábamos todo, pagábamos con oro, plata y dólares. Lo pagábamos todo: el vodka y la música. El amor lo pagábamos con amor y el odio con odio”. Sergiusz Piasecki, delincuente y escritor polaco (1899- ?)

Nuestra querida biblioteca.

Nuestra querida biblioteca.

Hoy me parece oportuno abrir esta nueva sección dentro de nuestro Scriptorium. Desde aquí me propongo, primero recordarlos (siempre es bueno, con la edad, realizar estos ejercicios de memoria, ¿verdad?) y segundo hablar un poco de aquellos buenos libros que me han ido dejando huella y me han marcado gratamente, en consecuencia, que me han ido ayudando en mi formación como persona (o como duende). Libros para mí inolvidables, queridos y estimados, a los que siempre estaré agradecido, y a los que, de vez en cuando, vuelvo de forma inexorable, por estar cargados para mí de recuerdos, significados o lecturas que me hicieron, en parte, como soy y, sobre todo, porque me regalaron momentos felices y placenteros. Porque (y no pretendo descubriros nada con esto sino simplemente mencionarlo), las lecturas de nuestra vida, igual que nuestras compañías, son uno de los apartados más importantes en la formación de nuestra personalidad, de nuestras inclinaciones políticas o de nuestras creencias más profundas, en suma, del enriquecimiento y formación de nuestras almas y espíritus. Bueno, pues eso, que desde aquí iré recordando algunos de mis libros preferidos, esperando coincidir en mis gustos con algunos de vosotros.

Primero fueron los libros ilustrados.

Primero fueron los libros ilustrados.

Y el que dice libros inevitablemente lo que también está diciendo es escritores, claro. Pero, qué duda cabe, a estas alturas de la vida uno tiene ya sus gustos literarios muy definidos y algunos de mis libros preferidos no os lo parecerán para nada preferidos a algunos de vosotros y, por el contrario, otros autores que a mí no me gustan o me resultan antipáticos, y que no aparecerán nunca por el escritorio, seguro que algunos de vosotros los echaréis en falta. Pero, el Scriptorium es como es y no pretende ser otra cosa: un espacio y una imagen para la distracción y divertimento de este singular duende, y hay que aceptarlo así.  Por otra parte, este duende no se siente muy poético y está siempre más inclinado a la buena prosa, en ensayos o en narraciones, a la historia y a la filosofía, que a otros asuntos literarios. Por este motivo no tocaré lo que no conozco bien: el tema lírico y los poetas; espero que sepáis disculpar estas limitaciones personales de este humilde duende. Quiero manifestar de todas formas que, aunque este apartado partirá de unos gustos muy personales, sí estará siempre abierto a cualquier comentario o sugerencia por vuestra parte que, en la medida de lo posible y el tiempo disponible de un servidor, siempre se tendrán muy en cuenta por mi parte. Dichas estas aclaraciones, voy a meterme ya mismo en mi primer libro recomendado.

Colección Historias, de editorial Bruguera.

Colección Historias, de editorial Bruguera.

Como ya comentamos en la introducción del Scriptorium, la mayoría de los niños duendes (y los niños humanos) aprendemos a leer con nuestros queridos cuentos ilustrados y tebeos. De estos tebeos se suele pasar al libro ilustrado de literatura infantil y juvenil. Yo ahora mismo recuerdo las buenas ediciones de los libros Bruguera en sus populares colecciones juveniles: Iris, Dalia, Colección Historias o Historias Selección (por nombrar algunas); con aquellas primeras lecturas de magníficas aventuras acompañadas de viñetas y dibujos que nos “enganchaban”: Pollyanna, Sissi, Los libros de Julio Verne, Emilio Salgari, Mark Twain, Walter Scott o Charles Dickens, por mencionar a algunos autores inolvidables. Pero, en algún momento perdido en la memoria, durante nuestra juventud o primera adolescencia, ya subimos un peldaño más en nuestra particular escalera cultural y pasamos a leer el primer libro adulto, o “de mayores”, sin dibujos de apoyo de ningún tipo, todo él texto y texto, negro sobre blanco en páginas y páginas. E, intentando hacer memoria, ¿podríamos recordar qué libro tuvo el particular honor de ser ese primer libro adulto que nos introdujo en el maravilloso mundo de la buena literatura?  Este duende cree, o quiere creer y así lo recuerda, que su primer libro serio fue una maravillosa aventura autobiográfica que le enganchó con una prosa ligera y un argumento lineal. Un libro que lo tenía todo, aventura, riesgo, valor, traición, amistad y… amor (cuando todos sabemos lo importante que es todo lo relacionado con el amor en esa edad inmadura de la adolescencia). Pues bien, mi primer libro “de mayores” fue El Enamorado de la Osa Mayor, del polaco Sergiusz Piasecki.

Sergiusz Piasecki.

Sergiusz Piasecki.

Sergiusz Piasecki tuvo una azorosa vida que muy bien pudo haber salido de un guión cinematográfico o de una narración de aventuras. Una vida llena de peligros, incertidumbres y problemas de todo tipo. Me voy a tomar la licencia de copiar un texto de la página ojosdepapel.com pues nos describe de manera inmejorable la vida de nuestro autor: “Sergiusz Piasecki, nació en 1899, y saliendo apenas de la adolescencia ya era un guerrero del ejército polaco que ocupó la ciudad de Minsk. Con el grado de suboficial del citado ejército, participó en la guerra del año 1921 contra el revolucionario y gran vecino ruso. Pero, paradójicamente, a partir del año siguiente y durante cuatro años seguidos trabajó para el incipiente Servicio Secreto soviético. Después ya no se sabe donde empieza la realidad y acaba la leyenda: se dedicó primero al contrabando y luego directamente al bandidaje, por lo que fue puesto precio a su cabeza y condenado a muerte. Cuando los nazis ocuparon Polonia tras la invasión del año 1939, Sergiusz Piasecki fue evacuado de la prisión en la que cumplía condena y esperaba su ejecución, que le fue conmutada por la pena de 15 años de cárcel. Nada más a ciencia cierta se supo de él. Para unos entró a formar parte de la resistencia polaca contra los invasores alemanes, para otros, una vez finalizada la guerra, emigró a Inglaterra. Muchos señalan con misterio el año de su muerte en torno a 1964, cuando los Beatles cantaban aquello de “qué noche la de aquel día” y “no puedes comprar mi amor”. Nunca más se supo de él”.

Portada de El enamorado de la Osa Mayor. Colección Reno.

Portada de El enamorado de la Osa Mayor. Colección Reno.

Esta novela autobiográfica, escrita en la cárcel, narra las peripecias de Vladek (alter ego de Sergiusz Piasecki), contrabandista entre la frontera polaca y la rusa. Nos muestra una serie de personajes, los compañeros y sus amores, que están muy bien construidos, y nos muestran las personalidades de gentes extremas, rudas y desesperadas, que viven el día a día con la máxima intensidad, pues su suerte es arriesgadas de forma cotidiana, continuada y trágica. El libro es un canto a la libertad personal desde unas voces, las de los personajes de la novela, que rayan la delincuencia (bueno, son delincuentes, pero no nos lo parecen), pero que la ejercen sin opción y de forma natural, inducidos por los tiempos convulsos que les toca vivir e inevitable por las circunstancias dramáticas de su entorno. Aventura maravillosa e intensa que nos lleva de corrido hasta la última página del libro y que a este duende le maravilló entonces (en aquella primera lectura) y le sigue gustando ahora. Un gran libro escrito, no por un literato culto y avezado, sino por un hombre sencillo, sin ninguna o escasa preparación, pero que tenía sencillamente cosas que contar y lo hizo, en mi opinión, de forma magistral. Por lo tanto, con sinceridad y con toda mi mejor intención, os recomiendo su lectura (o su relectura), seguro estoy que os gustará y no os defraudará, pues creo que es un auténtico y singular milagro literario. Y para terminar, una frase que podría perfectamente haber salido de los labios de nuestro protagonista, ese noctámbulo observador del firmamento estrellado: Vladek, el contrabandista polaco, el enamorado de la Osa Mayor.

La Osa Mayor.

La Osa Mayor.

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies”. Robert Louis Stevenson, escritor británico (1850-1894).

TINTA DE CALAMAR (VIII): HUGO PRATT (1.927-1.995).

¡Salud, amigos!

Hoy, otro buen post del Scriptorium. Voy a intentar no emocionarme mucho al hablaros de este ilustrador, aunque creo que no lo lograré.

TINTA DE CALAMAR (VIII): HUGO (EUGENIO) PRATT (1.927-1.995).

Ilustrador Italiano.

Acuarela de Corto Maltés.

Acuarela de Corto Maltés.

Algunas de sus obras más significativas:

  • Sargento Kirk. 1.952.
  • Ticonderoga. 1.958.
  • Escorpiones del desierto. 1.967.
  • Corto Maltes (12 álbumes). 1.967-1.992.

No pierdas el tiempo, si te gustan los tebeos, más temprano que tarde deberías llegar a este pirata romántico que nos ha marcado de forma determinante a casi todos los aficionados. Los dibujos de Hugo Pratt siempre me han parecido de lo mejor que he visto en ilustración y, sobre todo, hay que destacar su extraordinaria maestría como acuarelista. Con cuatro pinceladas ya parecía conseguir la perfección y la atmósfera que requería el personaje o la escena, creando páginas en cuadernos y libros de una belleza que, en mi opinión, no ha sido superada. El éxito extraordinario de Corto Maltés le ha llevado incluso al cine de animación; aunque no sé si esto habrá sido del todo de su propio agrado.

Página de Corto Maltés.

Página de Corto Maltés.

Este personaje se salía de todo perfil conocido en los tebeos. Era fumador empedernido, tranquilo, inteligente, reflexivo, sin ambición, galante, noble y arrojado pero, en un momento dado y sin ninguna vacilación, era capaz de vaciar un cargador a corta distancia y mirando a los ojos a sus enemigos o liarse a mamporros con su mejor aliado. ¿Su mejor aliado? Bueno, esto también se salía de cualquier perfil conocido. Mientras otros personajes del cómic se complementaban con compañeros igualmente valientes, honrados y honestos, Corto Maltés tiene por compañero más habitual al personaje más canalla, al mayor sanguinario asesino que uno se pueda imaginar: al ruso Rasputín. Las bellas mujeres con las que se cruza en las historietas todas pasan, le rozan, le desean, pero ninguna permanece: Venexiana Stevenson, Pandora, María Seminova, Boca de Oro, shanghai lil, y un largo etcétera. Al fin y al cabo es un héroe solitario y viajero, un pirata romántico que se crea su propia línea de la vida cortándose la palma de su mano.

Coto Maltés y Rasputín.

Coto Maltés y Rasputín.

En suma, en la modesta opinión de este viejo marino, el lirismo y el ritmo que se alcanza, tanto por guión como por ilustración, en las aventuras de Corto Maltés son una de las alegrías placenteras de la vida que hay que agradecer a su genial creador. Pero, claro, esto es del todo normal porque Hugo Pratt siempre tuvo las cábalas, las cartas y los hados de su parte.

MEDITACIONES DE HIPOCAMPO (III): LA JUSTICIA.

¡Salud, amigos!

De nuevo recurrimos a nuestro buen amigo duende de Ávalon para esta nueva entrega. Espero que os guste.

Hoy, con el pretexto de nuestras tarjetas postales, vamos a reflexionar un poco sobre un tema fundamental en nuestras sociedades democráticas y “avanzadas” (enseguida entenderéis las comillas). Aunque para ello, en esta ocasión y porque está muy justificado, nos atrevamos a mostraros algunas tarjetas que no tienen nada de bellas.

MEDITACIONES DE HIPOCAMPO (III): LA JUSTICIA.

“Sólo el tiempo puede revelarnos al hombre justo; al perverso se le puede conocer en un solo día”. Sófocles, poeta trágico griego (495 – 406 a.c.).

La Justicia de los Hombres de Dios (I).

La Justicia de los Hombres de Dios (I).

Si miramos la definición de “Justicia” en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española podremos comprobar que tenemos más de diez posibles definiciones o usos del término. Pero aquí nos queremos referir al más utilizado y significativo de todos ellos: el equivalente a LEY.

Este vocablo es utilizado por los humanos principalmente en un ámbito Social. Es decir, Robinson Crusoe, en su isla desierta y como consecuencia típica de la soledad prolongada, que lleva implícita una cierta abstracción mental y también una casi segura humanización de objetos o materias (y ahora recuerdo la buena película protagonizada por Tom Hanks y dirigida por Robert Zemeckis, Náufrago – del año 2000-, donde el protagonista llega a arriesgar su vida por un… ¡compañero-balón!), pues eso, Robinson sólo podría reclamar Justicia de forma metafórica o abstracta. Podríamos oírle decir: “Qué injusto es este Sol abrasador”, “no es justa conmigo esta tormenta” o “no me merezco tu engaño, palmera”. Luego, donde esta palabra alcanzar realmente su verdadero sentido y significado es, sólo y exclusivamente, dentro de nuestra vida social, en el seno de nuestras Comunidades.

La Justicia del crimen por crimen.

La Justicia del crimen por crimen.

Los seres humanos (y los duendes), somos seres que desarrollamos nuestras existencias en sociedades. Pero, por otra parte, los humanos también poseéis una serie de atributos innatos que se oponen y dificultan esa sociabilidad necesaria: la codicia, la avaricia, la envidia, el rencor, el odio, la violencia y etcétera, etcétera. De esta manera, desde la noche de los tiempos, los hombres han tenido que darse normas (Leyes) que la comunidad debía de respetar y cumplir para hacer posible la convivencia y el progreso del grupo. Y así ha sido a través de toda la historia humana. Pero, claro está, la Justicia de los hombres también ha sufrido su propia imperfecta y accidentada evolución. Ni la Justicia en general, ni los juristas, ni las penas de hoy día tienen mucho que ver con la Justicia Divina del Faraón, la Ley de Babilonia, los penados de Roma o los regios tribunales y atroces torturas de la Edad Media (y nos quedamos aquí para no cansar).

La Justicia del Rey (o de la Reina, que tanto monta).

La Justicia del Rey (o de la Reina, que tanto monta).

Es evidente que el termino “Justicia” también tiene un punto intrínseco de relatividad. Así, lo justo, a lo largo de la historia, se ha ido adaptando a los intereses de regímenes sociales y de oligarquías más o menos poderosas e influyentes. Repasando la historia podríamos hablar de la Justicia del Rey, Justicia del Dogo, de la Inquisición, la Justicia del pirata y un largo etcétera. Intereses, en la mayoría de las ocasiones, contradictorios y opuestos, y que terminaban casi siempre justificando situaciones y actos que no tenían nada de justos (incluso, y siempre en nombre de la Justicia, la historia nos ofrece una buena dosis de execrables crímenes). Pero, a pesar de esa relatividad, podemos afirmar generalizando que aquel concepto de Justicia que imperaba en épocas remotas de la historia era una Ley mucho menos Humana, más atroz y bárbara que la aplicada hoy día. Se podría decir que estaba mucho más cerca de la irracional e inhumana Ley del Talión (el famoso “ojo por ojo”, que es un concepto de venganza más que de Justicia) que cualquier otra cosa. Con el lento progreso de la Humanidad en esta materia, y no sin haber conocido actuaciones y periodos de horribles y crueles espectáculos justicieros (nunca mejor dicho, pues en las plazas y patíbulos de medio mundo, para regocijo de un exaltado populacho, el castigo del reo se convirtió en una fiesta pública y una juerga macabra), y después de los avances progresivos del Renacimiento, la Ilustración y unas cuantas revoluciones populares, el concepto de Justicia cambio a formas más Humanistas. Del precepto inhumano y vengador del “Ojo por ojo” y del “castigo y exterminio”, los Ilustrados y Progresistas abogaban por ese otro sentir de entender la Ley mucho más digno y valiente: el “castigo y reinserción” o, lo que es lo mismo, dar valor a la vida por encima de todo, pues el verdadero y sustancial progreso humanístico de la Justicia está en la Abolición de la pena de Muerte.

Ejecución pública de Robert F. Damiens (no es tarjeta postal).

Ejecución pública de Robert F. Damiens (no es tarjeta postal).

Un horroroso ejemplo. El 5 de enero de 1757, Robert François Damiens (1715-1757), fanático religioso, atentó con un cuchillo contra la vida del Rey de Francia Luis XV; sólo le hizo heridas superficiales y nunca corrió peligro de muerte (Damiens siempre afirmó que su intención, más que asesinar al Rey, era la de asustarle). Damiens fue detenido en el acto y, después de sufrir las torturas pertinentes,  fue condenado a ser ajusticiado públicamente. El día 28 de marzo de 1757 tuvo lugar este atroz acto en plaza pública muy concurrida. Empezaron pellizcándole con tenazas al rojo vivo los pezones de los pechos, los brazos, las pantorrillas y en el talón de Aquiles. Luego continuaron pellizcándole las manos, que habían sujetado el criminal cuchillo, sobre las que previamente le habían dejado caer azufre ardiendo y plomo fundido. A continuación rociaron todas sus heridas con aceite hirviendo. En este momento ataron cuatro caballos a sus extremidades y procedieron a descuartizarlo. La tortura duró 2 horas pero, dado la fuerte complexión física de Damiens, a las dos horas todavía esta entero, vivo y, lo que es peor, consciente. Las autoridades aprobaron el uso de dos caballos más en la ejecución. En este momento, y como medida piadosa, los verdugos y sus ayudantes fueron autorizados a corta los ligamentos de sus extremidades para terminar el suplicio del infeliz. Durante todo este macabro espectáculo la multitud rugía de placer y regocijo. Por último, el torso que quedo, según algunas fuentes, todavía con vida, fue arrojado a la hoguera y sus cenizas esparcidas al viento. Su mujer e hija, sus padres y sus hermanos, todos, fueron desterrados bajo amenaza de muerte si volvían. El resto de la familia Damiens se vio obligada a cambiar de apellido por temor a represalias. Y, lamentable y tristemente, este no ha sido el único ajusticiamiento por delitos de regicidas que nos ofrece la historia. Y ahora es el momento justo para recordar una frase célebre de Víctor Hugo, escritor francés (1802-1885): “La pena de muerte es signo peculiar de la barbarie”.

Todos contra la pena de muerte.

Todos contra la pena de muerte.

Y, decididamente, la pena de muerte tiene que desaparecer de la faz de la tierra. Los seres humanos, como sociedad, no pueden atribuirse en ningún caso, el Derecho a la vida. Éste, si se tiene fe, sólo puede pertenecer a Dios o, si se es agnóstico o ateo, a la persona misma, y nada más, otra cosa es una grandiosa ignominia producto de la supina arrogancia humana y de sus temores irracionales y vengativos. Como todos sabemos, hoy día, en la mayoría de las cárceles del mundo (incluso en la de los países más desarrollados y admirados) se paga más la pobreza y la desigualdad social que otra cosa. Se pagan, en muchas ocasiones, los errores y defectos de unas sociedades imperfectas y mal organizadas. Los delitos vienen mayormente propiciados por situaciones de marginalidad o injusticia social, y las prisiones se llenan de criminales y delincuentes que suele proceder de esos extractos marginales, a los que la sociedad capitalista y opulenta castiga y recluye para garantizar su propia seguridad y controlar ese porcentaje asumido de insumisos y desesperados transgresores. Por ejemplo, de todos es conocido que las estadísticas de las prisiones de los Estados Unidos en cuanto a población reclusa procedentes de los grupos minoritarios (negros, latinos o indios) es inmoral en comparación con las de blancos; y las mismas estadísticas de condenados de estas minorías a la pena capital, sencillamente, escandalosa por obscena, con el agravante moral de que a algunos de estos condenados se les ha reconocido enfermedades o problemas mentales graves.

La Justicia de Roma.

La Justicia de Roma.

Y luego tenemos la que creo es una de las grandes hipocresías de nuestros tiempos. Este duende es de la opinión de que afirmar en la actualidad que la justicia es igual para todos es rotundamente falso y todos lo sabemos. Vivimos, nos guste o no, en una sociedad capitalista donde lo que predomina y determinar la suerte de cada individuo es la riqueza y la posición social (ya se sabe, lo de siempre, tanto tienes, tanto vales). Quien disfruta de una posición social más acomodada, quienes tienen más dinero, tienen siempre, indudablemente, mejor Justicia. Es decir, mejores profesionales y mejores bufetes a su disposición. En nuestras sociedades se vende la buena capacidad de cada individuo al mejor postor y cada cual que se apañe como pueda ante la Ley. Pero, de verdad, alguien se atreve seriamente, algún abogado, fiscal o juez, hoy día a mantener que la Justicia es la misma para el peón que para un miembro del Gobierno o para el propio Rey. La verdad, no creo. Podrán seguir pintando a la justicia con bonitos colores y así tranquilizar algunas conciencias y actitudes, pero muchos, ante evidencias vitales innegables, me temo, vienen a esta vida con grandes defectos de tipo daltónico y se les antoja una Ley en blanco y negro o, por lo menos, bastante gris. Los seres humanos buscáis siempre vuestra propia conveniencia y la justicia se suele adaptar, ahora y siempre, a esos intereses personales o a otros generales de una sociedad en particular, pero no siempre a lo justo. Por poner un ejemplo: en las épocas coloniales, la Justicia del hombre blanco no tenía escrúpulos en dictar leyes diferentes para sí mismos y para los aborígenes subyugados y así crear todo tipo de Apartheid, ni en dejar morir de pena y hambre en prisión al pobre nativo que no podía entender ni comprender su lamentable nueva situación de privación de libertad, y siempre justificándose con variopintas y pintureras filosofías de tipo paternalistas o en designios, muy incomprensibles desde luego, de un Dios algo caprichoso e injusto que no tiene reparos, ante el dolor o las injustas desigualdades humanas, de exigiros continuamente resignación, estoica y desolada resignación espiritual. ¿Era esto justicia? o era simplemente un flagrante abuso de  autoridad y fuerza o, lo que es en mi opinión mucho peor, del Conocimiento. Es decir, nuevos abusos inhumanos, de minorías privilegiadas y oligarquías dominantes, sobre la inmensa mayoría del pueblo, como los contemplados y ya mencionados de épocas pasadas. Yo creo que, sin dudarlo, lo segundo y, tristemente, todavía hoy día los seres humanos no podéis afirmar que estáis libres del todo de aquellos injustos desmanes de ley.

La Humanidad de Francia.

La Humanidad de Francia.

En fin, en la opinión de este duende, es una manifiesta aberración anacrónica que en pleno siglo XXI todavía hayan países que apliquen la venganza social que supone la pena de muerte en sus sistemas de “Justicia” (en este caso entre comillas, claro). Países que siguen aplicando miserablemente su propia brutalidad para con el ser humano sin ningún rubor ni vergüenza. Y, como quiero ser muy explicito, ahí van algunos de ellos: Los Estados Unidos de América (en 32 de sus 50 estados), China, Irán, Japón, Arabia Saudí, Egipto o Jordania y la mayor parte de los países árabes, La India, Bielorrusia (único país de Europa que la mantiene), Cuba, Guayana, Jamaica, Irak o Pakistán, y otros muchos que harían esta lista siempre más extensa de lo nunca deseado ni, por supuesto, aceptable para cualquiera consciencia Humanística. Algunos de estos países, en su descargo, podrán decir que llevan años sin aplicar condenas de penas de muerte; bueno, en ese caso, mucho mejor, ¡Qué les cuesta entonces abolir de una vez por todas esa vergüenza penal de sus constituciones! ¡Hacerlo ya y dejaros de diplomáticos discursos y de excusas burocráticas que ya no sirven para nada ni a nadie!

Película A sangre Fría, de Richard Brooks (1967).

Película A sangre Fría, de Richard Brooks (1967).

Para acércanos a la justicia desde la buena literatura yo os recomendaría la novela A sangre Fría, de Truman Capote, de la que se han hecho muchas versiones en el cine pero yo destacaría la película del mismo título dirigida por Richard Brooks, del año 1967.  También la novela de 1969 Papillon del francés Henri Charrière, sobre los presos en La Guayana francesa. De esta novela también hay una buena película del mismo título, Papillon, del año 1973, dirigida por Franklin J. Schaffner e interpretada por Steve McQueen y Dustin Hoffman en los principales papeles. Otras películas que tocan este desagradable asunto de los penados con dignidad pueden ser El Hombre de Alcatraz, de John Frankenheimer  con Burt Lancaster; Cadena perpetua (1994), de Frank Darabont, con Tim Robbins y Morgan Freeman; Pena de Muerte (1995), de Tim Robbins, con Susan Sarandon y Sean Penn;  La milla verde, de Frank Darabont, con Tom Hanks (descarnado y atroz espectáculo de la silla eléctrica), o nuestra magnífica Celda 211, de Daniel Monzón, con Luis Tosar y Alberto Ammann.

Auto de Fe o la Justicia de los Hombres de Dios (II).

Auto de Fe o la Justicia de los Hombres de Dios (II).

Para terminar, con las postales de hoy quiero mostrar de forma gráfica lo ya dicho: que la Justicia, no hace mucho y lamentablemente todavía hoy día en algunos países, era un triste espectáculo de venganza y muerte y, por qué no decirlo, de claro sadismo colectivo y estatal y para nada un posible escarmiento que sirviera de ejemplo o de aviso amedrentador al futuro y presunto delincuente, quien, la mayoría de las ocasiones, sólo es un mero asombrado espectador y una figura pasiva en todo este montaje público de la pena de muerte. Al contemplar estas imágenes puede que alguno de vosotros sienta, como se suele decir, su sensibilidad temblar, pero, no me cabe ninguna duda, llegará un día en que nuestros descendientes igualmente se horrorizaran y sentirán herida sus sensibilidades al contemplar imágenes de corredores de la muerte, camillas de inyección letal, patíbulos de la agónica horca, decapitaciones y lapidaciones públicas o la sangre fría del tiro en la nuca. Algo muy común todavía en ese rescoldo bárbaro que forman esos países inhumanos e insensibles, que serán grandes potencias y marcaran estilos de vida al resto del mundo, porque indudablemente tienen muchos aspectos buenos y dignos de admiración, pero que persisten en su absurda tozudez de mantener dentro de sus sistemas penales la pena de muerte; como si ésta fuera la solución a alguno de sus problemas, cuando de lo que de verdad se trata es de una mancha imborrable y vergonzosa que los destaca y señala, hoy y en la historia futura, como el más potente y luminoso faro de mar, con una brillante luz de oprobio y vergüenza.

Todo ser humano (y duende), justo y racional, en todos los lugares de este mundo nuestro, debe de luchar y abogar, en la medida de sus posibilidades, para erradicar lo más pronto posible esta lacra social de las ejecuciones como castigo penal y así reivindicar a gritos la dignidad de la especie humana: ¡Justicia, sí! ¡Siempre! pero una Justicia para y por la vida.

 “La última y definitiva Justicia es el perdón” Miguel de Unamuno (1864-1936).

 

TINTA DE CALAMAR (VII): LOS TEBEOS (O LOS CÓMICS).

¡Salud, amigos!

Hoy reeditamos un post del Scriptorium porque nos parece que, en el fondo, los marino nunca dejamos del todo de ser niños, y este artículo creo que os gustará, o porque, simplemente, buena parte de nuestros tiempos muertos en el mar los pasamos entre novelitas del Oeste o viñetas de capitanes intrépidos. Y, como se suele decir por aquí, de bien nacido es ser agradecido, ¿verdad?

 

TINTA DE CALAMAR (VII): LOS TEBEOS (O LOS CÓMICS).

 

Historietas o Tebeos: El arte secuencial. – Serie de dibujos que constituyen un relato cómico, dramático, fantástico, policíaco, de aventuras, etc., con textos o sin él, que puede ser una simple tira de prensa, una página completa o un libro.

Little Nemo in Slumberland.

Little Nemo in Slumberland.

Esta es la definición de los tebeos de la Real Academia de la Lengua. Ahora contaremos un poco más para aquellos espíritus interesados y, tal vez agradecidos, puesto que muchos niños, humanos y duendes, aprendimos a leer con estos entrañables amigos de papel, soñamos aventuras imposibles y exploramos medio mundo, e incluso el espacio sideral, sin salir de nuestro cuarto. Es de justicia ser agradecidos y hacerles este pequeño homenaje con las tarjetas postales del Scriptorium.

Kracy Kat (el gato que recibía ladrillazos), no es tarjeta postal.

Kracy Kat (el gato que recibía ladrillazos), no es tarjeta postal.

Aunque los dibujos siempre han ayudado a las letras en los antiguos relatos y en muchas obras impresas de todo tipo, los tebeos, como tal, son un producto muy reciente. Tenemos muchos ejemplos de lo dicho a lo largo de la historia: Los jeroglíficos del antiguo Egipto, en la Grecia y en la Roma clásica, los famosos libros manuscritos Iluminados del Medievo, el arte de las vidrieras o los códices precolombinos. Pero será a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en la presa europea y un poco más tarde, y ya de forma definitiva, en la presa de los Estados Unidos cuando se iniciarán los tebeos actuales como hoy los conocemos.  Así las primeras historietas de la historia (o por lo menos, las más populares y conocidas por este duende) nacieron en la presa norteamericana: Los Cebollitas (The Katzenjammer Kios. Una especie de aventuras de unos antecesores de Zipi y Zape), del año 1897; las páginas de Little Nemo in Slumberland (El pequeño Nemo en el país de los sueños) de Winsor McCay, del año 1905 hasta 1911; Kracy Kat (el gato que recibía ladrillazos), de George Herriman del año1913; o Educando a Papá (Bringing up Hather), de George McManus del año 1913. En europa tendríamos la primera aparición de Tintín de Hergé en el año 1.929 y la revista de historietas juveniles Le Journal de Spirou del año 1.938, con el nacimiento de Spirou y Fantasio, de Rob-Vel. En España tendremos la popular revista juvenil que da nombre a este tipo de publicaciones en  nuestro país: TBO en el año 1.917.

Flash Gordon.

Flash Gordon.

Los tebeos tendrán una primera época de gran esplendor que se sitúa en la década de los años 30 del siglo XX. Es en este momento cuando aparecen los grades ilustradores norteamericanos que, bajo la presión de la gran competencia editorial, irán creando los grandes héroes clásicos de los tebeos: Buck Rogers (la primera historieta de ciencia Ficción de la historia – 1.929), de Philis Francis Nowlan; Tarzán (1930) y El Principe Valiente (1937) de Hal Foster; Dick Tracy, de Chester Gould (1931); Flash Gordon, de Alex Raymond de 1934; Mandrake el mago (1934) y El hombre enmascarado (The Fantom, 1936), de Lee Falk;  Cuto de Jesús Blasco (1935), en España; Superman de 1938, y otros muchos. La Segunda Guerra Mundial fue un paréntesis obligado para todos y para todo.

Las chicas de Milo Manara.

Las chicas de Milo Manara.

El mundo de los tebeos también tuvo su antes y después, claro. Al acabar la Segunda Guerra Mundial tendremos una segunda época de gran apogeo para los tebeos y que continuará hasta la década de los 60 que, la gran popularidad y difusión de la televisión, marcó el inicio de un declive inevitable. De esta época serán casi todos los grandes tebeos clásicos:  The Spirit, de Will Eisner (1940), Rip Kirby, de Alex Raymond, (1946); Blake y Mortimer, de Edgar P. Jacobs (1946); Lucky Luke, de Morris (1946); Tex (el oeste desde Italia) de Bonelli-Galleppini (1948); Teniente Blueberry de Charlier-Giraud en 1963; Corto Maltés de Hugo Pratt de 1967; Astérix y Obélix de Goscinny-Uderzo (1959); las maravillosas chicas de Milo Manara (1972); Valentina de Guido Crepax (1965); y todas las futuras estrellas de la Marvel, Capitan America de 1941, Spiderman (1962), Hulk (La Masa, 1962), Iron man (1963), Conan el Bárbaro (1970), La patrulla X (1963), Los vengadores (1963), Los 4 fantásticos (1961), Thor (1962), Namor (1939, primero bocetos -1962, su reaparición con la Marvel),  entre otros muchos más que harían interminables este artículo.

Los Tebeos (Comic Strip).

Los Tebeos (Comic Strip).

En España, por supuesto, también tendríamos nuestros buenos tebeos, destacando lo que se conoce como Escuela Bruguera y Escuela Valenciana. Por mencionar unos pocos muy destacados: El Guerrero del Antifaz de Manuel gago (1944);  El capitán Misterio de Emilio Freixas (1944); El Jabato de Víctor Mora y Francisco Darnís (1958); El Capitán Trueno de Víctor Mora y Ambrós (1956); Manos Kelly de Antonio Hernández Palacios (1970); El Mercenario de Vicente Segrelles (1980); y todos los personajes de los tebeos Bruguera, Mortadelo y Filemón (1958) y el botones Sacarino (1963), de Francisco Ibáñez (1958), Carpanta (1947) y Zipi y Zape (1948) de Escobar, SuperLópez de Jan (1970) y muchos más que son imposibles de citar aquí. La época de gloria de los tebeos en España se prolongó un poco más que en otros países llegando, sobre todo por el impulso final de la poderosa Marvel y los últimos tebeos de la editorial Bruguera, hacia el final de los 70 y principios de los 80.

Asterix y Obelix.

Asterix y Obelix.

Hoy en día los tebeos o cómics (como parece se prefiere llamarlos ahora) no pueden competir con los videojuegos  y la televisión en la atracción de los jóvenes y así han quedado relegados a un público más adulto, más como un producto para aficionados nostálgicos, en reediciones de clásicos, como novelas gráficas de gran calidad, como libros más  “culturetas” y como medio muy propicio para denuncias o reivindicaciones sociales. Siendo, en nuestra modesta opinión, pocas las novedades anuales, y que suelen aprovechar para presentarse en sociedad y lucir su calidad las puntuales ferias del gremio editorial. Vamos, que fueran del reducido circuito de tiendas especializadas, las secciones de tebeos en las librerías han menguado bastante últimamente. En suma, que los tebeos han pasado de ser considerados un subproducto cultural destinado a los jóvenes y adolescentes a ser considerados por algunos como El Noveno Arte (aunque aquí también tenemos una pequeña curiosidad anacrónica, pues este Noveno Arte es anterior en el tiempo a el Séptimo Arte -el cine- y al Octavo Arte -La fotografía-. Cosas de los sabios).

Lucky Luke.

Lucky Luke.

Y, como no podía ser de otra manera, los tebeos también han llegado a las tarjetas postales. Por este medio sencillo y barato muchas series gráficas se promocionaron entre todo tipo de potenciales clientelas, jóvenes adolescentes y adultos aficionados, que terminaban por perseguir aquellas tarjetas de sus héroes preferidos para crear así su propia colección. Hoy os mostramos una selección de ellas esperando que os gusten y os hagan pasar un rato agradable, incluso es posible que a algunos de vosotros os traigan recuerdo de otros tiempos más sosegados.  Porque, no os quepa ninguna duda, en todo este mundillo de los tebeos hay mucho de nostalgias y de viejos roqueros (que nunca mueren), os lo aseguro, y este duende… ¡el primero!

ACADEMIA ATLANTIS (VI): Rosa de los Vientos.

¡Salud, amigos!

Hoy, simplemente, unas perlas de consejos marineros de este viejo lobo de mar. Pero, eso sí, muy sonoros y melodiosos.

 

ACADEMIA ATLANTIS (VI): Rosa de los Vientos.

 

RosaVientos-6 

Versos que sintetizan las reglas de gobierno.

 

Si ambas luces de un vapor,

por la proa has avistado,

debes caer a estribor,

dejando ver tu encarnado.

 

Si da verde con el verde,

o encarnado con su igual,

entonces nada se pierde;

siga a rumbo cada cual.

 

Si a estribor ves colorado,

debes con cuidado obrar,

cae a uno u otro lado,

para, o manda ciar.

 

Si acaso por tu babor,

la verde se deja ver,

sigue avante, ojo avizor,

débese el otro mover.

 

Buque que a otro alcanza,

gobernará sin tardanza.

 

Entre un vapor y un velero,

maniobra siempre el primero*.

 

Está siempre vigilante,

y ten presente además,

si hay peligro por delante,

modera, para, o da atrás.

 

(*) Excepto cuando el velero alcanza.

————————————————————————

Extraído del manual para Patrones de embarcaciones de recreo del Comandante de la Armada Española Don José de Simón Quintana.

 

“El mar agita sus crines plateadas y los desiertos y las ciudades se levantan”. Nikolái Gumiliov (1886-1921). Poeta y escritor ruso.

FRAGANCIAS DE CORAL (IX): SENTIDO Y SENSIBILIDAD o LAS CHICAS.

¡Salud, amigos!

Hoy otro artículo que procede de los duendes escribanos de Ávalon.

Ciertamente, vamos a tocar un asunto delicado, aun a riesgo de que me tachéis un poco de machista. Pero, eso sí,  lo haremos con extremado cuidado y consideración.

FRAGANCIAS DE CORAL (IX): SENTIDO Y SENSIBILIDAD o LAS CHICAS.

“Las mujeres tienen el don de hacernos hacer cualquier disparate, inclusive de hacernos matar… Hay héroes porque hay mujeres”. Lucio Victorio Mansilla, general argentino (1831-1913).

Pasión musical.

Pasión musical.

He tomado el título del artículo, Sentido y Sensibilidad, de una magnífica novela de la época Romántica inglesa, publicada por primera vez en 1811 y cuya autora fue la británica Jane Austen. Su argumento, principalmente, se centra en los personajes de las dos hermanas mayores, huérfanas de padre, de la familia Dashwood: Elinor, de 19 años (el sentido/la razón) y Marianne, de 17 años (la sensibilidad/las emociones). Dos hermanas de temperamentos muy distintos que irán desarrollando su historia familiar y sus vicisitudes amorosas en esta novela costumbrista mediante una especie de enfrentamiento de caracteres contrapuestos. Parece ser que la autora, mientras escribía la novela, estuvo dudando entre hacer vencer al carácter y la personalidad de una hermana sobre la otra, sin llegar a decidirse por cuál de ellas triunfaría, pero finalmente optó por una solución más sencilla y, posiblemente, más popular: el empate. Así, ambas hermanas terminan conociendo el amor, y no un amor cualquiera sino el adecuado y correspondido. En suma, un esperado y agradable final feliz. Si no conocéis la novela este duende os recomendaría su lectura a todos vosotros, pero si un libro de más de 400 páginas se os hace algo “tocho”, bueno, en ese caso, no dejéis de ver la extraordinaria película del mismo título dirigida por Ang Lee en el año 1995 e interpretada por un reparto de lujo, Emma Thompson (Elinor), Kate Winslet (Marianne), Hug Grant y Alan Rickman, os gustará y podréis ver los usos amorosos que se gastaban los jóvenes en una época no muy lejana (aunque a algunos os parecerá antediluviana).

¡Ay, la moda! (aunque sea de las Reales Fuerzas Aéreas).

¡Ay, la moda! (aunque sea de las Reales Fuerzas Aéreas).

Todo lo anterior me viene bien a modo de introducción del tema propuesto para las postales de hoy. Si Jane Austen nos quería hacer ver la gran diferencia de temperamentos femeninos posibles haciendo a las dos hermanas un ejemplo del enfrentamiento de contrapuestas personalidades (y no olvidemos que entre el carácter de una y otra hermana todavía existe una enorme escala de matices que la novela no puede llegar a abarcar), qué no será cuando deseamos enfrentar a temperamentos de sexos opuestos. Hoy se habla mucho de que los hombres son de Marte (supongo que por guerreros/Acción/impetuosidad) y las mujeres de Venus (en este caso será por Sensibilidades/emociones/sentimientos, supongo; un duende nunca tiene claro del todo estos asuntos humanos), y todo esto para acentuar, más si cabe, lo que conocemos como lucha de sexos. Pero no sé si habría que irse tan lejos, este duende diría que todos somos de la Tierra, pero sí, no hay duda, son naturalezas distintas y complementarias (vamos, si no fuera así, adiós especie humana, ¿no?).

Novicia en el amor.

Novicia en el amor.

En resumen, que sí, claro, que hay que luchar con convencimiento y entrega por la Igualdad de Género, para que la situación de las mujeres cada día dentro de nuestras sociedades sea más justa y más feliz, y todos, hombre, mujeres y duendes, tenemos que comprometernos con este fin y luchar para garantizarlo a las futuras generaciones, para ir librándolas de ese poso de machismo que no terminamos de eliminar. Pero, creo sinceramente, hay que hacerlo desde la diferencia de género. Es decir, la sabia naturaleza (o la Providencia Divina, si se prefiere) os ha hecho distintos a hombres y mujeres y creo que no sólo por el prosaico asunto de la procreación.  Tenéis sensibilidades distintas que, a lo largo de vuestra evolución, os han llevado de forma muy natural a actividades distintas y algunas de estas actividades, todos, ya las tenemos asumidas como más femeninas  y otras como más masculinas. Ojo, que nadie se confunda, yo no quiero insinuar hayan trabajos para hombres y otros para mujeres, no, sino que, por una larga tradición, así los tenemos asumidos. No pongo en duda, ni pondré, que cualquiera actividad que puede hacer un hombre en nuestra sociedad no la pueda hacer igual de bien una mujer, o viceversa, pero, sin entrar en sesudos análisis, estamos acostumbrados a imágenes que representan a las mujeres en actividades más femeninas y a los hombres en actividades más rudas.

Indudable placer femenino: ¡ir de compras!

Indudable placer femenino: ¡ir de compras!

Que por supuesto, que hoy día, que las mujeres están mucho más liberadas en todos los sentidos en las sociedades desarrolladas, hay chicas que disponen de mayor tiempo libre y acuden por placer a los gimnasios donde obtienen una condición física y una fortaleza casi varoniles que les permite, si se presenta la necesidad, dar un sopapo a cualquier fulano que me lo mandan a tres manzanas más allá del impulso. Pero esto no es lo normal, es más la excepción a la regla que otra cosa y, disculparnos si os molestamos, no nos parece muy natural. No puedo dejar de pensar  y sentir que se pierde buena parte de la natural feminidad en esa chicas sansonas y musculosas. En fin, no deseo crear polémica, que cada cual piense y reflexiones hasta donde le apetezca en estos asuntos de matices relacionados con la confrontación de sexos opuestos.

Anciana destreza y ternura infantil.

Anciana destreza y ternura infantil.

Lo que a mí me apetece ahora es compartir con todos vosotros una serie de bonitas tarjetas postales de mujeres en “actividades femeninas de las de siempre o en actitudes de una marcada sensibilidad femenina”, aunque sólo sea por el simple hecho de que existen y están ya en la retina de muchas de vuestras generaciones pasadas. Y Bueno, aclarar que todo lo dicho hasta ahora es porque he creído necesario justificarme de alguna forma por esta entrega de viejas postales, porque en estos tiempos actuales que nos ha tocado vivir, tan suspicaces, no quiero que ninguna chica se sienta molesta, por mi exclusiva culpa, con los duendes. En fin, espero que os gusten,  os entretengan y diviertan además de pediros que disculpéis el posible sesgo machista de este pequeño duende, porque si lo hay (que no digo que no) es leve y bien intencionado o, si se prefiere, ingenuo.

Madame Juliette Récamier.

Madame Juliette Récamier.

En esta serie de postales me he permitido incluir una de Madame Juliette Récamier (1777-1849), hermosa joven  aristócrata del París napoleónico, retratada a los 23 años por el artista del Romanticismo Jacques Louis David (1748-1825). Fue un cuadro inacabado, excepto el bello rostro, pues, al parecer, la pose exigida por el artista a la dama le cansaba en extremo y ésta disgustó al pintor con sus impaciencias. El artista no entregó nunca el cuadro a su modelo (y, por supuesto, tampoco lo cobró, claro) y lo guardo para él. Sólo, muchos años más tarde, pasó a formar parte de los fondos del museo del Louvre. La dama aparece recostada en un diván bajo o triclinio (más tarde también se conocería a este mueble como diván tipo Récamier, en su honor), con un vestido blanco largo y holgado de tipo helénico, sin joyas de ningún tipo, únicamente con una cinta recogiendo sus cabellos, y con los pies desnudos. Gira su angelical rostro para sostener la mirada del observado: ¡aquí tenemos la imagen de una hermosa diosa de la feminidad más excelsa! Noble, bella, inteligente, culta, reflexiva, generosa mecenas de las artes y la poesía, Madame Rècamier, enamoró perdidamente a medio París de su época y ¡ay!… a este humilde duende.

Tarde entre costuras.

Tarde entre costuras.

Pero los duendes tenemos prohibido por las hadas cualquier tipo de relación sentimental con los humanos (sólo se nos permite la amistad, y no siempre). Desde que la conocí, cuando posaba para este retrato, era yo un duende muy joven, quedé profundamente enamorado de ella y ya nunca mi corazón ha dejado de sufrir la melancolía de este amor imposible. Sólo mi querido y admirado amigo Cyrano de Bergerac hubiera comprendido en toda su dimensión mi drama personal por haber padecido, igualmente, toda su vida el amor oculto por su bella prima Roxana, y así, como hermanos en el desamor y compañero en estas incomprensibles y tristes locuras del corazón, entendería perfectamente lo que es este vivir sin vivir; sólo que él, al fin y al cabo, tuvo la buena fortuna de disfrutar de una vida mucho más corta que la de este duende enamorado.  En fin, que siempre que puedo comparto este retrato de la hermosa y amada Juliette porque así me parece encontrar cierto alivio y consuelo en mi corazón desgarrado. Si vosotros alguna vez habéis sentido las congojas del verdadero amor, sabréis comprender  y disculpar a este pobre duende enamorado.

“El que quiera estudiar el amor se quedará siempre en la escuela”. O.K. Bernhardt. Escritor alemán.

TINTA DE CALAMAR (VI): EL AJEDREZ.

¡Salud, amigos!

 

Retomamos otro buen artículo del Scriptorium porque, según recuerdo bien, este es uno de esos grandes juegos que también engancha a la gente marinera. Espero que os guste.

 

TINTA DE CALAMAR (VI): EL AJEDREZ.

 

“En el Ajedrez, como en la vida, el adversario más peligroso es uno mismo”. Vasili Smyslov (1921-2010), ajedrecista ruso, 7º campeón del mundo en 1957.

 

Un poco de humor para empezar.

Un poco de humor para empezar.

Una pequeña presentación. El origen del ajedrez se pierde en la bruma de la historia. Se supone que se inició de un juego parecido jugado en el norte de la India: el juego llamado Chaturanga. De la India se extendería a China y a Occidente. En Europa entraría a través de Persia y fundamentalmente por dos vías: Constantinopla y, por las invasiones musulmanas, por el sur de España. Con las normas que hoy es conocido ya se definiría a finales del siglo XV. Estas reglas han permanecido esencialmente invariables hasta el día de hoy y están reguladas por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). El ajedrez está considerado un Deporte; un deporte mental. Es un juego para dos jugadores (o, recientemente, un jugador y una máquina informática), y no es un juego de azar, pues intervienen en su desarrollo, fundamentalmente, la inteligencia de los jugadores que se desplega a través de la reflexión, el análisis y la estrategia  Se juega en un tablero cuadrado dividido en 64 casillas (8×8 casillas) o Escaques que alternan en colores claros (blanco) y oscuros (negro, marrón y otros). Las piezas que intervienen en el juego son 16 por cada jugador (también conocidas como Trebejos). El modelo establecido de Piezas Oficiales para todos los torneos se llama Piezas Staunton, en honor al Gran Maestro inglés Howard Staunton que las registró en el año 1849.

 

Por fin... ¡tablas!

Por fin… ¡tablas!

La posición correcta del tablero para iniciar el juego viene determinada por la casilla inferior derecha que tiene que ser de color blanco. Para facilitar la notación del desarrollo de las partidas, cada casilla del juego viene denominada con una letra y un número: los números se usan para las filas y van, de abajo a arriba, del 1 al 8; las letras son para las columnas y van de izquierda a derecha, de la “a” a la “h”; luego una casilla podría ser la “a2” ó la “d4”. La notación correcta de una partida no es nada difícil, pero eso ya lo dejo para que los interesados se preocupen un poco en investigar y aprender. Entre los jugadores de ajedrez se suele utilizar un “vocabulario” propio y muy específico, pero no es nada difícil de recordar en cuanto vayamos teniendo “rodaje” de partidas. Por ejemplo y por nombrar algunos de los términos: ahogado, al paso, apertura, clavada, compongo, enroque, enfilada, flanco, horquilla, iniciativa, jaque, jaque mate, notación, peón pasado, peones colgantes, piezas, promoción, sacrificio, sobrecargar, tablas, etc. Eso sí, aquellos que quiera jugar y seguir participando en el mundillo del ajedrez, tendrá que poner de su parte e intentar retener este vocabulario del juego lo antes posibles, pues se considera buenas maneras de cortesía el hablar con cierta propiedad y, en cualquier caso, siempre estará mejor visto y respetado un contrincante con comportamientos moderados y uso de términos adecuados que otro que no respete unas mínimas maneras de cortesía hacia el rival (por ejemplo, si se gana una partida, hay que ofrecer la mano y no hacer nunca gestos de ostentosa y desmesurada alegría).

 

Piezas Staunton.

Piezas Staunton.

Estas piezas se dividen en ocho Peones (que no se les llama “Pieza”; nunca se dice te comí una pieza cuando se trata de un peón. El peón es la infantería del juego y es simplemente el peón, luego se dice “te como un peón”); las Piezas Menores, dos caballos y dos alfiles (se les llama Menores porque estas piezas, en compañía del rey, nunca pueden dar un Jaque Mate. Se puede decir te como un caballo o te como esta pieza); las Piezas Mayores, las dos Torres y la Dama (porque, al contrario que las anteriores, estas piezas sí pueden, junto al rey, dar un Jaque Mate); y por último la pieza determinante de la vitoria o de la derrota, el Rey. Aunque el Rey no es la pieza más poderosa del juego, ese honor le corresponde a la pieza más versátil y movible: la reina o Dama. Comúnmente y con la intención de estimar sobre la marcha del juego los valores de sacrificios o pérdidas de piezas, se establecen unos valores relativos para cada una de las piezas y para el peón: el peón vale 1, el caballo y el alfil 3, la torre 5 y la Dama 9 (el Rey no tiene valor pues su pérdida da por termino el juego). El movimiento de cada una de las piezas es también muy fácil de aprender y lo damos por conocido o será, en cualquier caso, un descubrimiento personal de principiantes muy grato, entretenido y asombroso.

 

Partida... ¡a vida o muerte!

Partida… ¡a vida o muerte!

Generalizando, podemos dividir el desarrollo del juego en tres partes. La Apertura, es el comienzo, el posicionamiento inicial (o apertura) de las piezas y la toma de posiciones de estrategia. El Medio Juego, esta es la fase donde los ejercito chocan y donde afloran las tácticas y las combinaciones más atrevidas y sorprendentes que cada jugador tiene en su arsenal. El Final, aquí los ejércitos ya se han reducido considerablemente y todo lleva a la conclusión del juego con la jugada definitiva: el Jaque Mate. De acuerdo a la duración de las partidas también podemos establecer tres modalidades. La Partida Blitz o relámpago, los jugadores juegan de forma frenética con un total de 15 minutos para toda la partida. La Partida Rápida, en la que los jugadores tienen entre 15 y 60 minutos para cada jugada. Y la Partida Estándar (ritmo clásico), en la que los jugadores tienen más de 60 minutos para cada movimiento (es la modalidad con la que se juega los encuentros de Grandes Maestros). Un elemento imprescindible para estas partidas ajedrecistas es el reloj doble con pulsador de cambio de tiempos.

 

Partida reñida.

Partida reñida.

Cuando los jugadores entran a participar en circuitos oficiales del juego se suelen clasificar en base al Sistema de Puntación ELO. Este sistema establece los siguientes apartados:

  • Entre 0 a 1400 puntos: Nivel de principiante.
  • Entre 1400 y 1600: Nivel aficionado o jugador de Club Medio.
  • Entre 1600 y 2100: Nivel Semiprofesional o jugador de Club Fuerte.
  • Entre 2100 y 2300: Candidato a Maestro (CM).
  • Entre 2300 y 2400: Maestro FIDE (MF).
  • Entre 2400 y 2500: Maestro Internacional (MI).
  • A partir de 2500: Gran Maestro (GM).
  • A partir de 2600: Súper Gran Maestro (GM).
  • A partir de 2700: Candidato a Campeón del Mundo.
  • A partir de 2800: Campeón del Mundo. A principios del año 2013 sólo habían en todo el mundo tres ajedrecistas con esta puntación: Magnus Carlsen, Vladimir Krámnik y Levon Aronian.

 

Bonita partida entre padre e hijo.

Bonita partida entre padre e hijo.

Hasta aquí esta pequeña presentación. Pero, qué duda cabe, el ajedrez es sin duda el juego más apasionante y longevo de la historia. Su tremenda complejidad da para mucho. En él se desarrollan de un modo sombroso las cualidades más impresionantes de la inteligencia humana. Durante la apertura, el desarrollo y el final, los buenos jugadores se estrujan el intelecto para desarrollar sus mejores estrategias y combinaciones que les lleve al tan ansiado Jaque Mate. Aunque no siempre la partida termina con una derrota. También se da el caso de las Tablas. Este desenlace de la partida se puede producir por acuerdo mutuo entre los jugadores, por el ahogo del Rey por parte de uno de los jugadores (imposibilidad de mover sin haber llegado al jaque) o por una situación de piezas que imposibilite el Jaque Mate. En las series de partidas de las Grandes Maestros, cuando el resultado final es de Tabla, es el Campeón vigente quién retiene el título. Hoy día, los grandes torneos por el título mundial suelen ser seguidos masivamente y con gran interés mediático, llegando a buena parte de los aficionados del todo el mundo en riguroso directo.  No hace tanto, eran estos torneos de los Grandes Maestros los que despertaban la admiración de todos los aficionados, pero, con la llegada de los tiempos cibernéticos, también se han convertido en espectáculos masivos los encuentros entre el hombre y la máquina. Así fue notorio el encuentro entre el Campeón del Mundo ruso Gari Kaspárov (1963- ) y el superordenador IBM Deep Blue en 1997, con la victoria de la máquina por 3,5 a 2,5 (era su segunda partida. La primera la ganó Kaspárov). O también, más recientemente, en noviembre del año 2006, el Campeón del Mundo, también ruso, Vladimir Krámnik (1975- ) que volvió a perder contra el programa Deep Fritz en un ordenador con Intel Core 2 Duo.

 

Bobby Fischer: Enseñanza.

Bobby Fischer: Enseñanza.

Hemos mencionado a varios campeones rusos de ajedrez, pero es que el ajedrez en Rusia es algo más que un juego o el deporte nacional, es casi una religión. Este juego se aprende en la familia y en el colegio desde edades muy tempranas. Se le cultiva con verdadera pasión y cuenta con miles de clubs y escuelas además de, seguramente, con millones de federados. Por este motivo los jugadores de origen ruso (rusos o de otras repúblicas escindidas de la antigua U.R.S.S.) son el mayor número de campeones mundiales de toda la historia de este juego (en 1575, el Rey Felipe II, organizó el primer torneo Internacional de la historia, pero los modernos campeonatos mundiales de ajedrez datan del año 1866). Podríamos destacar a un gran número de Campeones Mundiales rusos, por mencionar a algunos: Alexander Alekhine (1892-1946), Mijail Botvinnk (campeón entre 1948-1963); Vasili Smyslov (entre 1957-1958); Boris Spaski (entre 1969-1972. Este genial Gran Maestro perdió el campeonato mundial frente al americano Bobby Fischer – campeón entre 1972/1975-, en un mediático encuentro aireado por la tremenda rivalidad de la época entre los Estados Unidos y Rusia, era la cruda Guerra Fría); Anatoli Kárpov (entre 1975-1985); Gari Kaspárov (entre 1985-2000) o Vladimir Kramnik (entre 2000-2006). Y, claro, también han existido grandísimos ajedrecistas fuera de Rusia. Algunos: Paul Morphy (1837-1884), norteamericano; Wilhelm Steinitz (1836-1900), austriaco; Emanuel Lasker (1868-1941), alemán; José Raúl Capablanca y Graupera (1888-1942), cubano; el ya mencionado, Robert James Fischer (Bobby Fischer, 1943-2008); o el también estadounidense, Samuel Reshevsky (1911-1992); y nos dejamos a otros muchos Campeones Mundiales y Grandes Maestros que vosotros podréis encontrar en cualquiera historia del ajedrez.

 

Portada: La defensa Luzhin.

Portada: La defensa Luzhin.

Nos gustaría recomendar ahora un par de novelas que tienen al ajedrez por protagonista. Una es La Tabla de Flandes (1990), de Arturo Pérez-Reverte. En esta novela es una partida de ajedrez la que centra la trama argumental del libro, que viene a ser una novela negra de intriga y asesinatos. La otra es Novela de Ajedrez, de Stefan Zweig (1881-1942). Esta novela es un auténtico homenaje al ajedrez, pues este juego es el que salva de la locura al protagonista cuando sufre la represión y tortura de las terribles prisiones de la Gestapo alemana. En cuanto a películas hay varias. Una obra maestra del cine, El Séptimo Sello (1957), de Ingmar Bergman, donde el caballero protagonista le juega una partida de ajedrez a la propia muerte para ganar tiempo a la vida. Otra es Buscando a Bobby Fischer (1993), dirigida por Steven Zaillian, y que toca el tema del ajedrez en los niños. Y, por último, la película La Defenza Luzhin (2000), dirigida por Marleen Gorris y magníficamente interpretada por John Turturro y Emily Watson. Esta película se centra en la historia de amor entre una joven burguesa acomodada y un excéntrico maestro de ajedrez. Todas ellas magnificas películas que trata al ajedrez con respeto y dignidad y que no os las podéis perder.

 

Olimpiadas mundiales de ajedrez escolar.

Olimpiadas mundiales de ajedrez escolar.

Para terminar sólo me queda recomendaros a todos que, cuando tengáis algún tiempo libre de ocio, no descartéis para nada una buena partidita de ajedrez. Empezar con rivales de la familia o de conocidos de alguna cafetería o club ajedrecista cercano; allí os podrían emparejar con jugadores de vuestro nivel y, si todo va como debe de ir, seguiréis con el gusanillo del juego ya para muchos años. Este juego no es el Rey de los Juegos por casualidad. Lo es por derecho propio, ganado y mantenido durante siglos de combates entre blancas y negras, por campos de batalla de escaques arlequinados y con sacrificios, defensas y ataques de peones, caballeros, alfiles, majestuosas torres y valientes damas. Sí, miles y miles de combinaciones, estrategias, sacrificios, técnicas de defensa, de ataque, de jugadas de “tapados” y despistes. En fin, sólo jugando se llega a conocer la verdadera dimensión de asombro y espectacularidad intelectual que este maravilloso juego puede llegar a alcanzar. Y, seguramente, el ajedrez nos ayudará en lo personal, como ha hecho a lo algo de toda su historia, a ser mucho más reflexivos y cautos en nuestras vidas y así, de alguna manera, esquivar o evitar de forma segura y repetida esos otros Jaques que nos da la vida. Sobre todo, si a su vez, somos nosotros los que le podemos dar un explosivo, alegre y definitivo Jaque Mate a alguno de nuestros problemas cotidianos.

 

El Ajedrez no es como la vida, es la vida misma”. Bobby Fischer (1943-2008), Campeón mundial de ajedrez norteamericano entre 1972-1975.

CANTOS DE SIRENAS (X): Cita en las islas Azores (III).

¡Salud, amigos!

Hoy otra cita de buena música y deseos de Paz en el paradisiaco escenario de nuestras queridas islas atlánticas. Pero, eso sí, hoy hay algo más de hermoso ruido y amigable algarabía, que de nuevo es un regalo de nuestros buenos compadres del Scriptorium.

 

CANTOS DE SIRENAS (X): Cita en las islas Azores (III).

 

Esas bandas de las Azores: Música, Gloria y Paz.

Esas bandas de las Azores: Música, Gloria y Paz.

Aquí estamos de nuevo con otra de nuestras imaginadas citas musicales. En esta ocasión quienes acuden a alegrarnos la ocasión y a contribuir a nuestra particular cruzada incruenta de Paz y alegría son un conjunto de muy buenas bandas de música y una tropa de mejores músicos. Estamos seguros que participarían gustosamente en nuestros alegres encuentros y que harían gala de ese espíritu pacifico y vitalista que hasta ahora hemos mantenido con todos nuestros invitados anteriores. Pero es que además, estamos seguros, todos estos fenomenales músicos tendrían entre ellos en común, no sólo su amor a la buena música, sino también otras muchas facetas humanas y encomiables, lo que tendría como consecuencia inmediata el nacimiento de toda una serie de buenas y sinceras amistades de conciertos y alegres parrandas. No nos cabe ninguna duda. Empezamos nuestras recomendaciones de hoy con todo un grupo pop clásico de los Estados Unidos y terminamos con otra banda de pop norteamericana algo más actual pero de enorme calidad. Y entre ambas bandas, buscando siempre la variedad enriquecedora que nos caracteriza, pues eso, un poco de todo: algo de música rock, alocada disco, alegre samba e incluso algo de celta. En fin, espero que nuestra selección os agrade y deleite, pues creemos sinceramente que nuestra nueva cita de las Azores os ofrece ocho magníficos discos.

 

1/ Eagles.

Discos: The best of…

Grupo Estadounidense.

Contenido: 13 temas y una duración aproximada de 59 minutos.

Grabación: Recopilación de 1985.

Edición: WEA – Warner Music.

Comentario: Comenzamos nuestras recomendaciones de grupos con uno que es todo un clásico en la música rock-country norteamericana. Pero, pensamos, no podía ser de otra forma. Eagles siempre ha sido ese grupo que nos ha producido sentimientos pacíficos y ensoñaciones de libertad, y para nuestras citas con las Azores todo esto nos viene muy apropiado y oportuno. Como se dice por aquí, nos vienen que ni pintados. Esa caratula del propio disco nos traslada a las rutas interminable del profundo oeste norteamericano, a esos grupos de moteros nómadas de la carretera y rebeldes sin causa, a esa libertad de ensueños que nos aleja de todos los convencionalismos de nuestras sociedades aglutinadoras y de nuestras vidas estereotipadas o de nuestros grises trabajos capitalistas. Esta música nos da ánimos de escaparnos de la rutina y siempre nos produce sueños de libertad, todo lo que deseamos para nuestras citas atlánticas, todo lo que deseamos, por pequeño e insignificante que sea el instante, para todos nuestros amigos y para todas las buenas personas de Paz. Este disco es una recopilación de trece de sus temas más exitosos y recordados: Hotel california, New kid in town, Life in the fast lane o Heartache tonight, ¡qué maravillas de canciones! Nunca, nunca jamás, nuestra memoria olvidará a este maravilloso grupo, ni dejaremos de agradecerles lo suficiente por todos aquellos buenos momentos que nos hicieron vivir y sentir. Eagles siempre será sinónimo de libertad, Paz y buena gente; siempre será un signo de identidad de la buena gente que participa de nuestras citas de las Azores, de nuestro pequeño rincón cultural, trovadores de lujo de nuestro Scriptorium de Ávalon.

 

 

2/ Osibisa.

Disco: The best of…

Grupo Británico.

Contenido: 13 temas y una duración aproximada de 56 minutos.

Grabación: Recopilación de 1997.

Edición: Pegasus Records.

Comentario: ¡Ay, amigos marchosos, ¿quién no recuerda a este querido y añorado grupo de música disco? ¿Quién de vosotros no se ha echado unos bailecitos sudorosos debajo de la bola de cristales luminosos: destellos y luces de alegría y felicidad, chicas hermosas de delicadas y muy sugerentes curvas, contorneándose a nuestra vera y… ¡Osibisa, todos a la pista! (eh, que nadie se me extrañe, que los duendes también tenemos nuestras explosivas discotecas de fin de semana, faltaría más). Este magnífico grupo, que fueron los amos de las discotecas durante la década de los 70 del siglo pasado, se formó en Londres en el año 1969 y estaba formado por un heterogéneo y abigarrado grupo de buenos músicos africanos y caribeños (creo recordar que eran cuatro africanos, Ghana y Nigeria, y tres caribeños, Trinidad, Granada y Antigua), músicos que propagaban por todo el mundo la buena música y con ella la alegría por la vida. Pero, ay compadres,  ¡qué marcha llevaba su música y sus actuaciones! Desde luego, si deseamos montar una estupenda noche disco en las Azores, esta banda era la mejor opción disponible y, siendo unos encuentros para subrayar todos los buenos sentimientos de Paz y felicidad, todos sus componentes se volcarían de forma inmediata y entusiasta en nuestra pacífica fiesta, con toda certeza. Bueno, pues eso, dejémonos arrastrar por estos ritmos bailongos, aparquemos nuestras copas en la mesa por unos minutos, invitemos a nuestra pareja (o a nuestra conquista, que las chicas de Azores son hermosísimas y allá cada cual con sus opciones), y alegría y bailoteos a raudales. Todos a una… ¡viva la vida, viva la Paz, viva las Azores, viva Osibisa!

 

 

3/ Maná.

Disco: ¿Dónde jugarán los niños?

Grupo Mexicano.

Contenido: 12 temas y una duración aproximada de 54 minutos.

Grabación: 1992.

Edición: WEA – Warner Music.

Comentario: Sin duda alguna, el mejor rock de Méjico. Maná es un grupo que supuso un aire nuevo y fresco en el panorama de rock en Latinoamérica y este magnífico disco lo demuestra. En esta nueva cita de las Azores este estupendo grupo pone la alegría y la mejor marcha rockera para desatarnos en las noches estrelladas del Atlántico con muy buena música, bailes posesivos, amoroso sexo (algo, ¿no?) y alcohol del bueno. Casi una hora de temas magníficos y de indiscutible calidad: Oye mi amor, Cachito, Como diablos y mucho más. En suma, una inmejorable banda de rock que te hace adicto a sus discos y que no podía faltar en nuestras citas de alegría y Paz. Con estos chicos, con estos enormes músicos, siempre habrá buena amistad, siempre “buen rollito” y magnífico feeling,  y siempre, allí dónde se presente la ocasión, nos echaremos unos alegres tragos y compartiremos mutuamente nuestras risas y felicidad, pues ellos nos contagiaran, con su buen carácter y optimismo musical, nuevas energías y renovados ánimos. Maná, parece gritarnos a todos, con su mejor intención y con esa espontánea alegría que comparten los buenos amigos y la gente de bien, desde Méjico y desde las Azores, para todo el que quiera compartir nuestra alegre música: ¡chingado el que no viva, chingado el que no ame, chingado del carajo el que mate en una guerra codiciosa, injusta y loca!

 

 

4/ Gwendal.

Disco: Gwendal.

Grupo francés.

Contenido: 12 temas y una duración aproximada de 50 minutos.

Grabación: 1995.

Edición: PDI – RBA.

Comentario: Gwendal, este magnífico grupo francés, pone el punto Celta a nuestra cita de hoy. Una banda de la mejor música de Bretaña, música étnica y muy popular, muy alegre y “movidita”. Es decir, ideal para ir calentando el esqueleto en la pista de baile, ideal para compartir alegría, ron y whisky, vino, cerveza, besos y caricias, ideal en suma para vivir la alegría y compartir los buenos sentimientos. ¿Qué mejor oferta musical se podía presentar para nuestras citas isleñas? Ninguna, ¿verdad? Eso hemos pensado nosotros al incluirlos en esta ocasión entre nuestras recomendaciones. La aportación francesa a nuestro encuentro musical no podía ser más vitalista y alegre, no podía nadie más, ninguna otra banda, ofrecernos una mayor alegría y felicidad que estos buenos músicos y estos doce temas tan moviditos y festivos. Cuando oyes a este disco, uno termina por confirma una verdad incuestionable: que la buena música une a los pueblos y a sus gentes. Por este motivo siempre hemos buscado algo de variedad musical en nuestras pacíficas citas de las Azores. Esperamos haber conseguido que estas magníficas músicas nos hagan sentir sentimientos de hermandad, Paz y buenas intenciones entre los pueblos y las gentes de bien. Yo por ejemplo, este humilde duende, quiero mucho más a toda la Bretaña francesa y a sus alegres gentes desde que escucho a Gwendal. Y esto, no me lo negaréis, ya es un milagro de la música que todo el mundo puede sentir y comprobar. Ciertamente, los acordes y melodías que desde las Azores se escuchan nos hermanan y alegran a todos los duendes y, eso esperamos, a muchos humanos con buenos sentimientos y corazones felices.

 

 

5/ Dire Straits.

Disco: Making Movies.

Grupo Británico.

Contenido: 7 temas y una duración aproximada de 38 minutos.

Grabación: 1996.

Edición: Mercury Records – El País.

Comentario: Que este duende siente una especial predilección por los Dire Straits, a estas alturas del Scriptorium, creo que es muy manifiesto. Ya hemos recomendado otro de sus magníficos discos en una anterior entrega, pero es que esta banda de rock-pop británica es sin duda una de las mejores de toda la historia de la música Rock (o por lo menos esa es mi modesta opinión de viejo duende rockero). Escuchar esa asombrosa y deliciosa guitarra en las mágicas manos de un soberbio Mark Knopfler, con todo ese extraordinario acompañamiento musical del resto de la banda, en unos temas magníficos y asombrosos, es uno de esos instantes de emociones y sentimientos irrepetibles y deseables, instantes a los que nunca renunciaré y que hacen mi modesta vida un poco más amable, feliz e intensa. Y esto que le pasa a este insignificante duende, me consta, le ocurre a muchas más personas, gentes felices y, por lo tanto, agradecidas a esta estupenda banda por todos eso singulares instantes vividos que su buena música nos proporciona y regala. Bueno, pues eso, si se celebra una cita en las Azores de buenas bandas de la mejor música, mis Dire Straits nunca, ¡jamás!, dejarán de participar y llenarnos las fiesta con todo su buen hacer, su admirado talento y su enorme profesionalidad; en suma, siempre estarán con nosotros por representar la calidad musical y humana que deseamos para todos nuestros buenos amigos, para llenar un mundo gris de color y sana felicidad con su maravillosa música. ¡Qué más os puedo decir! Simplemente, termino, y disfrutar de este extraordinario disco.            

 

 

6/ Dover.

Disco: Late at Night.

Grupo Español.

Contenido: 13 temas y una duración aproximada de 42 minutos.

Grabación: 1999.

Edición: EMI – Odeón.

Comentario: Dover es, sin duda, uno de los mejores grupos de rock and roll de toda la historia en España. Este de hoy es su tercer disco y su segundo gran éxito de ventas y popularidad. Las hermanas Amparo (1965- ) y Cristina (1975- ) Llanos, voces y guitarras, líderes del grupo, nos embrujan y encantan junto a Jesús Antúnez (1973- ), batería, y, aquí y ahora, Álvaro Diez, bajistas, (más tarde Álvaro abandonaría el grupo y sería sustituido como bajista por  Samuel Titos). Dover forma una banda española muy sólida y profesional que nos trae el mejor rock cantado en inglés que se hace por estos lares y que nos llega y alborota como si se tratará de los propios Rolling Stone o de los mismísimos AC/DC. En fin, que nuestros chicos de Dover encarnan el más puro y rebelde espíritu del Rock en cada uno de sus temas y, cómo no, para una noche “fuerte” y movidita en nuestras citas atlánticas, para dejarnos poseer por su ritmo y fuerza, este grupo se nos antoja imprescindible y muy apropiado. Con ellos alcanzaremos el voltaje necesario para llegar al valor y la rebeldía necesaria para mandar, a gritos y a los cuatro vientos, a hacer puñetas a todos esos negros cuervos de la guerra de este mundo y a todos esos otros cínicos  y miserables políticos que trafican y negocian con armas y con las vidas de miles de inocentes víctimas, de miles de “daños colaterales” que siempre tienen nombre y apellidos y que pagan con sus vidas las villanías y miserias de todos esos hipócritas estadistas del infierno. Sí, Dover nos dará fuerza y valor para enfrentarnos a todos esos canallas de corbatas y gomina, su música, y este disco en particular, nos empujará a creer y luchar por un mundo mejor y más justo (o por lo menos, eso quiere pensar este ingenuo duende). Seré un joven de otro tiempo y volveré a gritar… ¡Sexo, drogas (algo de alcohol en mi caso) y… Dover!

 

 

7/ Tribalistas.  

Disco: Tribalistas.

Asociación de músicos brasileños: Marisa Monte – Arnaldo Antunes – Carlinhos Brown.

Contenido: 13 temas y una duración aproximada de 42 minutos.

Grabación: 2002.

Edición: EMI – Phonomotor Records.

Comentario: La aportación brasileña a nuestras citas musicales es soberbia e insuperable. Tribalistas es producto de la asociación de tres enormes artistas: Marisa Montes (1967- ), cantante de voz hermosísima; Arnaldo Antunes (1960- ), poeta, músico y productor; y Carlinhos Brown (1962- ), cantante, músico, compositor y productor. Esta asociación de grandes profesionales y muy buenos amigos no podía ofrecernos más que un maravilloso, singular y muy sentimental disco. Este disco nos envuelve en una atmósfera de buenos sentimientos, Paz y felicidad, es como si uno sintiera que lo que nos transmite sus hermosas melodías y sus sensuales voces se pudiera resumir en el famoso dicho de vive y deja vivir. En nuestras citas de las Azores sabremos sacarle todo el partido y jugo sabroso a estos ritmos alegres y vitalistas. Los más o los menos de nosotros cambiaremos el habitual whisky o el ron y cola por un coctel fresquito de caipirinha, cerraremos los ojos y abriremos los demás sentidos para dejarnos llevar por este néctar de los dioses, por estas maravillosas voces y esta sugerente música, porque no se puede pensar nunca que alguien con la suficiente sensibilidad para disfrutar de este disco pueda a su vez ser capaz de destruir y matar por arrebatos de brutal furor y descontrolada codicia (o por lo menos, eso quiero yo pensar). Y ahora ya os dejo que no me quiero perder ni un solo matiz o ni una nota de estas hermosas y sugerentes melodías que estoy escuchando de estos brasileños tan admirados y queridos. Silencio, empiezan los primeros sones de un trío de las Azores muy distinto, en las antípodas, de aquel otro de grises y patéticos políticos, empieza los primeros compases y voces de la mejor música brasileña de… ¡Tribalistas!

 

 

8/ One Republic.

Disco: Dreaming out loud.

Grupo estadounidense.

Contenido: 14 temas y una duración aproximada de 57 minutos.

Grabación: 2007.

Edición: Mosley Music I. Records.

Comentario: One Republic, es una banda norteamericana que toca un pop rock muy sobrio, de gran calidad, muy elegante y que, a mí en particular, me gusta sobremanera. Este disco que recomendamos es su disco de debut y fue un enorme éxito de ventas y crítica. En él destacaría el tema Apologize (remezclado para single por el rapero Timbaland -en la pista última del disco- y que sería un gran éxito mundial). Pero es un disco muy completo y realizado con una enorme profesionalidad, lo que suele traducirse en un disco de enorme brillantez, ya todo un clásico muy querido y apreciado por los seguidores de este magnífico grupo y por todo buen aficionado al mejor pop rock. Creo, sin exagerar, que son un singular referente para cualquiera nueva banda de pop que desee brilla y mostrar seriedad y calidad en sus trabajos y grabaciones. Casi una hora de muy buena y asombrosa música, que nos hará disfrutar y querer de forma incondicional a esta banda de virtuosos rockeros. Os lo garantizo y, claro, siempre los recomendaremos a todos nuestros buenos amigos y a todas las personas de Paz y buen corazón.

 

 

 “No hay camino para la Paz, la Paz es el camino”. Mahatma Gandhi (1869-1948). Político y pensador indio.

La buena música: arma que alarga la vida.

La buena música: arma que alarga la vida.